Unos 70 bomberos y combatientes, más personal de apoyo y medios aéreos, trabajan en la zona de Cuesta del Ternero para contener el incendio desatado en las últimas horas, que ya afectó unas 1.300 hectáreas.

El sector alcanzado por las llamas se divide en seis sectores. Dos de ellos (3 y 4) están siendo vigilados por medios aéreos y no han presentado avances.

En otros dos sectores (5 y 6) se trabajó con tareas de combate con herramientas manuales por parte de SPLIF -dependiente del Ministerio de Producción y Agroindustria- y la Brigada Provincial de Chubut.

En los dos sectores restantes (1 y 2) trabajó personal del Servicio Nacional de Manejo del Fuego y del SPLIF en la construcción de líneas y refuerzo con agua.

Por su parte, personal de la Dirección de Operaciones de Protección Civil del Ministerio de Seguridad y Justicia realizó una serie de trabajos junto al DPA y Vialidad Rionegrina para facilitar la tarea de los medios aéreos en cuanto a la recarga de agua para el combate del fuego.

Por otro lado, en el caso del incendio de El Foyel se realizó un sobrevuelo y se atacó con cinco disparos del avión hidrante. De momento, es la forma más efectiva de trabajar en ese lugar de alta complejidad y difícil acceso. Todas las tareas cuentan con apoyo de monitoreo de cámaras.

Mañana se emitirá un nuevo parte con información y avances sobre la jornada. Se espera que las condiciones sean más favorables para un trabajo más intenso de los medios aéreos.