En el marco del cierre de año, el Instituto de Asistencia a Presos y Liberados (IAPL), dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia de Rio Negro, hizo la entrega de 200 panes dulces elaborados por los internos del Penal 1 de Viedma destinados a sus familias y a la comunidad en general.

La coordinadora de la Delegación de Viedma del IAPL, Raquel Nahualhual, estuvo a cargo de la entrega que se realizó en el barrio Lavalle y se mostró satisfecha por continuar con la iniciativa año tras año “Los internos del Penal se encargan de realizar los panes dulces como venimos haciéndolo hace 5 años, primeramente lo hicimos con las familias durante 2 años, después empezamos a implementarlo dentro del Penal, donde los internos estuvieron dispuestos a participar en la elaboración de los panes”.
En ese sentido, Raquel resaltó la buena predisposición que encontró en las personas que se encuentran privadas de su libertad, al plantearles la iniciativa.

En cuanto a la distribución de los panes dulces, la coordinadora manifestó que en este caso  “son destinados a las familias de los internos y a la comunidad en general. Tenemos mucha gente que hace horas comunitarias en diferentes juntas vecinales, entonces hacemos algún tipo de colaboración con ellos también”.
00064704
Respecto a la finalización del año con su equipo de trabajo, destacó la importancia de poder realizarlo mediante este tipo de trabajos “Hacemos el cierre todos los años con la entrega del pan dulce, es una satisfacción, también para nosotros, lograrlo y que cada familia pueda tener un pan dulce para compartir en el día de navidad”.

Al igual que en Viedma, el equipo del IAPL de Cipolletti también trabajó en la elaboración de panes dulces junto a la Fundación Aukan mientras que en Roca se hizo lo propio con el Establecimiento Ex Maruchito.