Esta mañana se desarrolló en la plaza de armas de la Escuela de Cadetes de Viedma, la ceremonia de egreso de las promociones 67º y 68º de 81 nuevos Oficiales Ayudantes de la Policía de Río Negro.

El evento estuvo presidido por el Vicegobernador de la provincia, Alejandro Palmieri, acompañado por la ministra de Seguridad y Justicia, Betiana Minor, el Jefe de la Policía, Comisario General Osvaldo Adrián Tellería, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Sergio Barotto, la jueza del Superior Tribunal de Justicia, Cecilia Criado y el Intendente de Viedma, Pedro Pesatti.


00064586

También estuvieron presentes el secretario de Justicia, Mariano Sacchetti, el subjefe Comisario General, Orlando Cañuqueo, integrantes de la Plana Mayor policial y demás autoridades provinciales.

Durante la ceremonia, las y los egresados interpretaron el Himno Nacional Argentino en la Lengua de Señas Argentina (LSA), la cual fue incorporada en la formación de los Cadetes.

Luego de esto, se dio paso a las distinciones académicas y a la entrega de Diplomas de Honor y menciones especiales a aquellos egresados de la Tecnicatura Superior en Seguridad General y Tecnicatura Superior en Investigación Criminal.


00064587

Finalmente se hizo entrega de los certificados a los 81 oficiales quienes estarán pronto a disposición para cumplir funciones.

Al momento de las palabras, el vicegobernador Palmiero destacó el rol de la Escuela de Cadetes, “la capacitación es clave en ese compromiso. Además de los valores que se inculcan en la formación policial, la Institución debe capacitarlos, profesionalizarlos, para que puedan adaptarse de forma permanente a los desafíos que la comunidad va generando de forma cotidiana. Ese compromiso nos toca a quienes coyunturalmente debemos conducir el destino de nuestra Provincia”.


00064588

Antes de culminar el acto, el Jefe Tellería dirigió unas palabras a los egresados y expresó: “por sobre todas las cosas han adquirido valores que caracterizaron desde siempre a esta Escuela, y a quien hoy les habla. Tuve la posibilidad de inculcar dichos principios en tantas generaciones de oficiales en mi orgulloso paso como instructor del instituto. Valores como la lealtad, la entrega, el sacrificio, la responsabilidad, reconocer el lugar de la familia, el espíritu de cuerpo, la patria y la humildad, siempre sobresalieron en la formación de los Cadetes y nos llena de orgullo que así sea”.

Además, brindó un mensaje de bienvenida: “Sepan que en su carrera cumplirán destino en distintos puntos de nuestra provincia y que donde estén siempre deberán velar por esos valores que han adquirido en su formación”.