Dos de las cuatro motos de nieve contratadas por el Gobierno Provincial ya comenzaron sus tareas en las zonas afectadas por las nevadas, llegando a pobladores que quedaron aislados.

A las 10 de este martes partieron de Clemente Onelli a los parajes de Anecón Grande y Anecón Chico, para llevar asistencia sanitaria a los pobladores y alimentos en el caso que sea necesario. Mañana, si se logra la apertura de la Ruta Provincial 67, partirán desde Comallo hasta Laguna Blanca con el mismo objetivo. En tanto, el jueves se sumarán otras dos máquinas similares para seguir con la asistencia a los pobladores.

El Gobierno, a través del Ministerio de Seguridad y Justicia, contrató estas motos de nieve para acceder a los lugares que hoy han quedado aislados, y poder completar la atención de los vecinos. Esta tarea se suma a la labor del helicóptero del Ejército Argentino en la zona.

“Es fundamental sobre todo por la necesidad de la asistencia, lo que hace a la seguridad de la salud de las personas y la llegada de insumos básicos”, destacó el ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan.