Con presencia de las distintas partes vinculadas a la temática, se llevó a cabo la primera Mesa Provincial de Diálogo en la que se analizó la realidad actual del Servicio Penitenciario de Río Negro.

La mesa fue coordinada por el juez de Ejecución de General Roca, Juan Pablo Chirinos, y tuvo la participación de la secretaria de Justicia del Ministerio de Seguridad y Justica, Betiana Minor; y las juezas de Ejecución de Bariloche y Viedma, Sandra Ragusa y Shirley González, debido a sus facultades de disposición de los internos.

De esta manera y mediante el sistema de videoconferencia entre los edificios judiciales de General Roca, Viedma y Bariloche, se discutieron problemas generales para avanzar en la búsqueda de posibles soluciones ante los reclamos de la población penitenciaria.


El Poder Judicial puso a disposición sus recursos edilicios y técnicos, permitiendo el intercambio en simultáneo a través de videoconferencia entre personas detenidas, funcionarios de distintos organismos de toda la provincia y autoridades judiciales.

En el marco de un temario consensuado previamente entre las partes, uno de los ejes centrales fue la tramitación de los beneficios, y en ese sentido  los internos plantearon la necesidad de unificar los criterios de los jueces, solicitando para ello contar con la colaboración del Superior Tribunal de Justicia. Asimismo se trató el funcionamiento de los gabinetes técnicos criminológicos y la evolución de su conformación a nivel provincial.

Por otro lado, se planteó la posibilidad de  estandarizar los informes a nivel provincial. En relación a este punto el Servicio Penitenciario manifestó su compromiso al respecto, entendiendo que se trata de una herramienta útil para agilizar  el tratamiento de los beneficios por parte de la justicia.

Otros de los temas en los que el Servicio Penitenciario ya se encontraba trabajando, refiere  a un reglamento único de visitas, para que los familiares puedan conocer acabadamente  los elementos que se pueden ingresar a las Unidades. También se trabajaron temas a nivel general, como acercamientos familiares, salud, entre otros.

Tras la reunión, Minor señaló que “el encuentro fue positivo y estaremos a disposición  para continuar avanzando en otros aspectos, siempre de forma constructiva, en un marco de horizontalidad  entre todos los poderes del Estado  junto con la participación de la población penitenciaria”.

Además, participaron del encuentro, el director del Servicio Penitenciario de Río Negro, Hugo Cecchini; el subdirector del Penal de Roca, Diego Ramos; referentes de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia; el abogado Federico Batagelj en representación de las personas detenidas en el Penal 2 de Roca; la abogada Ana Calafat por el Observatorio de Derechos Humanos Provincial junto a estudiantes universitarios y familiares de personas detenidas.

También estuvieron las Defensoras Penales Oficiales Celia Delgado (Villa Regina) y Blanca Alderete (Bariloche); los funcionarios de la Procuración General Penitenciaria de la Nación,  Ximena García y Rodolfo López Cotti, y Héctor Giménez, representante de una ONG relacionada  con la problemática.

La voz de las personas condenadas detenidas estuvo representada por dos internos del Penal de General Roca, uno de Cipolletti, tres de Viedma y dos hombres y una mujer detenidos en Bariloche.