Repudio a la violenta manifestación de un grupo de desocupados en Roca

Una asociación ocupó oficinas del Ministerio de Gobierno en dos ocasiones, provocando temor y agrediendo empleados y agentes policiales.

El Gobierno de Río Negro repudió enérgicamente las agresiones sufridas por empleados estatales y agentes policiales en la sede del Ministerio de Gobierno en General Roca.

El gobernador Alberto Weretilneck y el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, expresaron esta tarde su total rechazo al accionar de este grupo de sujetos, condenando cualquier hecho de violencia en cualquiera de sus formas. Los hechos ocurrieron hoy en dos ocasiones. Durante la mañana, un grupo de manifestantes de la Organización de Desocupados en Lucha (ODEL) ocupó las instalaciones provinciales de forma intempestiva.

Los agentes que desarrollaban allí sus tareas debieron encerrarse en una oficina para evitar ser agredidos. Recién con la llegada de la Policía lograron retirarse del lugar.

Durante la tarde, los manifestantes regresaron e intentaron tomar nuevamente  las instalaciones. Agredieron a trabajadores y agentes policiales, provocando heridas de consideración en uno de ellos.

“Como Gobierno Provincial ratificamos nuestro respeto al derecho a reclamar, pero nunca avalaremos hechos de violencia y mucho menos agresiones contra los trabajadores del Estado”, remarcó el Gobernador Weretilneck.